Desde mi Pesebre

  1. LA IDEA

Comenzaré por contarles de donde nace LA IDEA de crear este blog. Una estudiante se acerca a mí y me pregunta ¿cómo se hace un blog? Como profesor le contesto: “Dame la oportunidad de investigar para poder contestarte y así se concretiza el escribir. A continuación lo que pasó ese día. 

Photo by Pixabay on Pexels.com

Buenos días, gente hoy comienzo con mi nuevo portal de Internet; una aventura que bautizaré como DESDE MI PESEBRE.  En este blog  escribiré anécdotas, cuentos y sucesos del diario vivir a mi estilo y como muchas veces se ven desde otro punto de partida o vista. No pretendo ofender y menos faltar el respeto a mis lectores; pero el que me conoce sabe que detrás de todos mis cuentos hay una enseñanza especial. Por eso los invito con mi taza de café negro y empiezo conversar con ustedes. Espero que les guste el blog porque yo me disfrutaré escribir para ustedes.

¿De dónde sale la idea del título de este blog?

Un día de Reyes (6 de enero) mientras el sacerdote ofrecía la homilía de misa ese día… comenzó a hablar cosas que en mis años de vida no había escuchado.  Tal vez la razón es porque era un sacerdote de otro país o ¡Dios escogió ese lugar y momento para hablarme!  Quizás me tocaba ser sacudido por la palabra de otro o simplemente es un mensaje que debo compartir.

La historia de ese día sigue así… (Versión Desde mi Pesebre)

Érase una vez y dos son tres… en el pequeño pueblo de Belén había un censo; no voy a narrar esta parte de la historia porque sé que todos ustedes la conocen.  Voy a escribirles sobre la parte que jamás había escuchado y que ese día me llamo la atención.

El salvador del mundo como lo conocemos los cristianos, el mejor político de hace 2000 años como lo conocen los ateos o el mejor profeta como dicen los judíos, decide nacer. María su madre le dice a José; bueno Joe (nombre diminutivo para no dejar de ser boricua) esto se clavó (no quiero comenzar a decir se jodió; porque hay gente que se puede ofender).  Es hora de parir y hay que buscar asilo.  José dice: bueno vamos a ver cuantos chenchitos (dinero) me quedan en el bolsillo porque esto del censo no me dejo trabajar esta semana y la cosa esta dura (cualquier parecido con la actualidad es pura coincidencia).

Photo by Dmitry Demidov on Pexels.com

Comenzó a tocar puertas como dice esa historia que conocemos hasta que alguien le dijo: “Mira lo que me queda es el pesebre que acabo de construir”. José pensó bueno “la luz de adelante es la que alumbra así que vamos allá”.  Ahora es que la historia tiene su giro y comparto con ustedes la fantasía o la belleza de este día.

Todos sabemos que Jesús nació en un pesebre rodeado de estrellas, sus padres, los ángeles, comida de animales y como dice la canción: “entre la mula y el buey el redentor de las almas” (segmento del villancico Yaucano de Amaury Veray Torregrosa). Sin embargo el sacerdote no habló de la magia y lo lindo que a todos nos hacen creer, ese día dirigió a los que escuchábamos a unos personajes que sabíamos que estaban; pero que no los había visto como hasta ahora… 

¿Por qué el Rey de los reyes decide nacer entre la mula y el buey?

  • La mula– según la Real Academia Española dice y cito: “hija del asno y la yegua o de caballo y burra. Es casi siempre “estéril“.
  • El buey– sigo usando la misma fuente de información dice:”macho vacuno castrado“. 

¿Ironías o realidades ocultas? Jesús, el salvador, el político, el Rey de reyes decide nacer entre dos animales que son estériles.  Oye leíste bien, los únicos animales estériles en ese pesebre, uno por decisión y otro por imposición divina. Ahora ¿por qué? según el sacerdote… Jesús quería que fuesen sus guardianes de nacimiento, dos animales los cuales no eran padres y jamás tendrían esa responsabilidad de padres. WOW… ese día la vida me dijo: No sabemos el porqué suceden las cosas; pero el Plan de Dios es perfecto.

Oye de vez en cuando la vida te jugará sus bromas e ironías. Tal vez tardes 2000 años en ser reconocido o entender las situaciones que te ocurren; pero lo importante es que cuando la gente descubra la verdad detrás de esta broma, jamás ocultará o callará la verdadera razón de tu historia…

Hoy comienzo a usar una frase con la cual terminaré el blog siempre y dice: El que tenga oídos que oiga…  Nos vemos en la próxima… DESDE MI PESEBRE